jueves, 1 de septiembre de 2016

Mi viaje a China (3 de 7): Xian



¡Hola! Hoy llega la tercera entrega de mi viaje a China. Os voy a contar lo que vimos en Xi´an, que no sólo son guerreros de terracota, tiene mucho más. No en vano, esa ciudad fue la primera capital del imperio chino centralizado.



Día 4.- Desde Shanghái a Xi´an

Nos levantamos pronto, pusimos rumbo al aeropuerto y tomamos nuestro vuelo a Xi´an, donde aterrizamos en unas dos horas de viaje. Junto a la cinta de recogida de equipaje, encontramos un mostrador en el que pudimos contratar la excursión a los guerreros de terracota para el día siguiente. Teniendo ese tema solucionado, nos dirigimos a nuestro hotel, para dejar las maletas y dedicarnos a conocer todo lo que pudiésemos de la ciudad.

Xi´an fue el llamado "extremo oriental" de la Ruta de la Seda, en la que se unía el comercio occidental y oriental. Nos explicaron que esa es la razón del importante asentamiento musulmán de la ciudad que tiene un gran barrio étnico interesante para conocer. El zoco es muy peculiar, y recorrimos principalmente la zona de los puestos de comida.




En uno de los extremos del mercado musulmán encontramos la torre del tambor de la ciudad, a la que subimos y desde la que observamos la ciudad.

Torre del Tambor

Torre de la Campana vista desde la Torre del Tambor


Mercado musulmán desde la Torre del Tambor

¿Veis el humo que sale del mercado? ¡Es el humo de asar la carne! Al principio, con menos gente, nos pareció peculiar pero, lo cierto es que, al bajar de la torre e intentar continuar nuestro paseo por el mercado, se nos empezó a hacer difícil convivir con todos estos olores.

Seguimos paseando por la ciudad y vimos iluminada la maravillosa Torre de la Campana.

Torre de la Campana
También descubrimos que Xi´an tiene una muralla maravillosa, pero ya llegamos tarde para subir, y decidimos dejarlo para el día siguiente.

Día 5. Guerreros de Terracota y Muralla de Xi´an

La guía de la excursión que habíamos contratado nos recogió en el hotel a la hora acordada y, lo primero que hicimos fue visitar una fábrica de terracota (como podéis imaginar había de todo tipo de souvenirs para comprar). Tras asumir la parte comercial de la visita, nos dirigimos al museo de los Guerreros de Xi´an, que fue descubierto en 1974, por un campesino de la zona que, buscando agua, encontró un horno de barro y alguna figura de un guerrero. El museo está abierto al público desde 1979, y en él se pueden ver tres grandes pabellones, del que el número 1 tiene la mayor parte de guerreros desenterrados por el momento.



Cuando entras, la sensación es de que están ahí, esperando a recibir la orden de ataque. El emperador 
Qin Shi Huang, al que intentaron asesinar varias veces, intentó encontrar el remedio para conseguir la vida eterna. Como no pudo encontrarlo, quiso ser enterrado con todo este ejército de más de 8.000 figuras, para poder ser defendido en el más allá.


Cada guerrero es diferente, cada cara tiene rasgos distintos........Junto con la Gran Muralla China, ésta maravilla fue la que más me impactó en mi viaje, y curiosamente, las dos fueron encargadas por el mismo emperador, al que hoy en día siguen admirando, ya que se le considera el unificador territorial de la China que hoy se conoce. El resto de detalles, ya los descubriréis en vuestras visitas :)

La cámara funeraria aún no ha sido abierta, y dicen que está protegida por explosivos y flechas automáticas que se activarán en caso de que alguien intente entrar, además de mercurio venenoso discurriendo por canales internos. Otra teoría es que, el emperador quiso hacer una pequeña réplica de China para enterrarse con ella, y el mercurio fue utilizado para simular su adorado Río Amarillo.



Cuando terminamos la visita al área del mausoleo, volvimos a Xi´an, ahora sí, con disposición de visitar la maravillosa muralla que rodea los barrios antiguos. Se puede caminar por ella, o alquilar una bici para recorrerla. También se encuentran, en los parques de sus alrededores, concentraciones de lo que bautizamos como "baile social". Si vais, os recomiendo la experiencia de caminar por la muralla, es muy bonito ver atardecer desde allí.



Subimos caminando al hotel, disfrutando de nuestra última noche en Xi´an, ya que el siguiente día nos íbamos a Pekín. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario