jueves, 8 de septiembre de 2016

Mi viaje a China (5 de 7): Pekín




¡Hola! En Pekín también vimos el Templo del Cielo, La Torre del Tambor (con ceremonia incluida), asistimos a una ceremonia del té y pateamos los hutongs hasta cansarnos.



Día 8.- Templo del Cielo, Torre del Tambor y hutongs.

El Templo del cielo tiene construcciones circulares porque, así como los chinos antiguos pensaban que la Tierra era cuadrada, también pensaban que el cielo era redondo....y azul, fijaos en los colores de los tejados. Básicamente, el templo está compuesto por tres construcciones principales unidas por un eje central de Norte a Sur.

El primer edificio, y más imponente, que encontramos, es Salón de la Oración por la Buena Cosecha. Como su nombre indica, el emperador acudía allí para pedir el abundante rendimiento el campo ese año.


Caminamos por el eje central hasta la Bóveda Imperal del Cielo, que es dónde los emperadores homenajeaban a sus antepasados.



Seguimos caminando hacia el sur y llegamos al Altar Circular, un altar descubierto en el que se daba gracias al cielo por las abundancias y se realizaban sacrificios para pedir por la cosecha venidera.




Tras la visita al Templo del Cielo, fuimos a la Torre del Tambor, para ver la ceremonia (no vayáis con el tiempo justo, ¡las escaleras para subir son muy empinadas!)




Frente a ésta torre, se encuentra la Torre de la Campana, dónde acudimos a la ceremonia del té.



Ya estábamos en un hutong, por tanto, al terminar, dedicamos las horas siguientes a comer y caminar por sus callecitas.







Cuando ya habíamos caminado suficiente, emprendimos marcha hacia el Mercado de la Seda, para hacernos con algunos souvenirs.

No hay comentarios:

Publicar un comentario