jueves, 25 de agosto de 2016

Mi viaje a China (1 de 7): Shanghái



¡Hola! No se me ocurre mejor manera de inaugurar mis relatos de viajes con "mi primera vez en Asia". Voy a dividir este viaje en siete publicaciones, porque creo que tengo mucho para contar, y muchas fotos para enseñar!!!


Como os decía, nunca había estado en Asia, y decidí que 2016 era el momento de conocer este continente, y aunque la primera idea era visitar a los orangutanes de Borneo, finalmente acabe decidiéndome por China, y no me arrepiento!!! Siempre he querido pisar la Gran Muralla, ver la
Ciudad Prohibida y visitar los Guerreros de Xian, así que me decidí por la siguiente ruta: Shanghái-Xian-Beijing (creo que la mayoría de los viajeros hacen la ruta al revés, pero aunque no lo creáis, los billetes eran muuuuuucho más económicos así). Mi viaje duró diez días, y tres de ellos dormimos en Shanghai.

Día 1. Shanghái.

La primera visita de todas fue al jardín Yuyuan, construido por un funcionario chino, que quería que sus padres, ya mayores, pudieran disfrutar de la belleza de los jardines imperiales. Merece la pena entretenerse mirando sus tejados, a mi me fascinaron.





Desde allí, tomamos un taxi para ver el Templo del Buda de Jade, primer templo budista que visitamos y, aunque me pareció muy pacífico y tranquilo, también es cierto que no me pareció tan impresionante como los templos que ví después en Hangzhou y en Beijing.



En ese momento fue cuando empezamos a visitar la Shanghái más moderna y actual. Nos dirigimos a la torre Jin Mao, uno de los edificios más famosos y altos de Shanghai que, aunque alberga un hotel, en su planta 88 tiene un mirador muy famoso que ofrece estupendas vistas de la ciudad.

La torre Jin Mao es la que veis a vuestra izquierda, y que dicen que recuerda a un tronco de bambú (en China, nada es por casualidad).


Desde allí nos dirigimos a Nanjing Road, para comer y disfrutar de un paseo por "la calle de las tiendas" de Shanghái.

Ésta es una calle larga, que termina en el famoso Bund desde el que se admira el sorprendente Skyline de la ciudad, uno de los más famosos, en parte, por su peculiar torre de la televisión que a mí tanto me gusta. Cogimos un barco que hace un recorrido de una hora por el ría Huangpu.........a la vuelta, era de noche.....simplemente espectacular.





Desde allí, fuimos a tomar algo a Nanjing Road de nuevo, y tengo que decir que tenía un ambiente estupendo, músicos callejeros, las tiendas abiertas hasta las tantas.....y mucha gente, como en toda China!!!

Espero que os haya gustado mi "bautizo" en el blog, a mi me ha encantado. Me encantará que me contéis si habéis visitado Shanghai o si os gustaría hacerlo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario